Mostrando las entradas con la etiqueta Educación Básica. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Educación Básica. Mostrar todas las entradas

19 de mayo de 2014

Foro Trabajo Infantil y Educación. Retos, Opciones y Propuestas

En el marco de los eventos para conmemorar el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, (12 de junio) se convoca a este foro, cuyo propósito es debatir sobre los retos que enfrenta la educación básica, cuando debe atender a niñas y niños que, por diversos motivos, están inmersos en el trabajo infantil. 
Se busca también debatir sobre diversas opciones y propuestas para atender a esta población y conocer los aprendizajes que surgen de la experiencia acumulada en los diversos programas que buscan garantizar el derecho a la educación a niñas y niños migrantes, a los que viven en situación de calle, a los que provienen de hogares pobres y, en general, a los alumnos que deben combinar sus estudios con la incorporación al mundo del trabajo.

Cada participante expondrá durante un periodo máximo de 20 minutos, después de las exposiciones se abrirá un periodo para recibir preguntas o comentarios por parte del público.


La actividad será conducida por un moderador del INIDE, quien dará la palabra a cada invitado, regulará la administración del tiempo y hará un recuento final para sintetizar los aportes de los participantes en el foro.

Ponentes
Mtro. Francisco Moreno Barrera.
Ex coordinador del  Programa de Educación Básica para Niños y Niñas de Familias Jornaleras Agrícolas Migrantes (PRONIM).

Pbro. Pedro Pantoja Arreola.
Director “Casa Emaús, Paso del migrante”.

Dra. Teresa Rojas Rangel.
Profesora Investigadora Universidad Pedagógica Nacional.
Especialista en educación de niñas y niños jornaleros migrantes.
Dra. Elvia Taracena Ruiz.
Profesora Investigadora Universidad Nacional Autónoma de México. Especialista en educación de niños de la calle.

Fray Raúl Vera López.
Obispo de la Diócesis de Saltillo.
Reconocido por su amplia trayectoria en la defensa de los derechos humanos.
Candidato al premio Nobel de la Paz en 2012.

Programa

16:00-16:20  Inauguración del foro
16:20-16:40  Presentación de la actividad y de los participantes en el foro
16:40-18:40 Exposición de los participantes en el foro
18:40-19:00 Sesión de preguntas y comentarios por parte del público
19:00-19:40 Clausura del foro y brindis de honor

Fecha: Jueves 5 de junio de 2014

Lugar:
Auditorio Xavier Scheifler, Edificio “S”, Segundo Piso
Universidad Iberoamericana
Prolongación Paseo de la Reforma 880,
Lomas de Santa Fe, Alvaro Obregón, 01219
Ciudad de México

Entrada libre, por favor confirme su asistencia :

Teléfono de oficina: 59-50-40-00 ext. 4847

Foro Trabajo Infantil y Educación 5 de junio 2014 Universidad Iberoamericana



4 de diciembre de 2013

Resultados tristes, pero lógicos: expertos

Por Sandra Marina y Rosario Servín*

Los resultados obtenidos en la prueba PISA son "descorazonadores, pero lógicos" toda vez que en nueve años no se han hecho los cambios necesarios para obtener verdaderos avances en materia de educación, consideró Manuel Gil Antón, profesor investigador del Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México.
Agregó que los resultados demuestran la incapacidad de los gobiernos para poner los aspectos educativos por encima de los aspectos políticos " y eso es lo triste.
"En el sexenio pasado, la meta más importante de la SEP, a cargo de Josefina Vázquez Mota, era empatar a España en estas pruebas y allí es donde radica la incapacidad de entender el poder, porque estos exámenes no tratan de una meta futbolística y alcanzar a otros países, se trata de compararnos con nosotros mismos y de enseñar no para una investigación sino para la vida".
En este sentido, el experto opinó que en nuestro país el tipo de educación tiende a ser memorístico, más que de comprensión, "se premia a quienes repiten como pericos y no a quienes preguntan. Es más fácil repetir que pensar.
Sobre la reforma educativa, señaló que la actual propuesta depende principalmente de la capacidad de los profesores, "lo cual es necesario, pero no suficiente para el cambio".
También, apuntó, deben ser atendidos los programas de estudios para que ya no sean memorísticos; el ambiente escolar, la infraestructura y, sobre todo, mejorar las condiciones sociales, "la pobreza afecta mucho a la educación.

Hacer el diagnóstico 

Marisol Silva Laya, Directora del INIDE de la Ibero, dijo que aunque los resultados de PISA son preocupantes no se trata de lanzar gritos de alarma cada año, por una situación que ya se conoce en el país. Se trata de tomar el diagnóstico, conocer las fallas del proceso de enseñanza y tomar las medidas pertinentes, las cuales no están totalmente incluidas en la reforma planteada, dijo.
Para la especialista, no se trata sólo de culpar a los docentes por los bajos rendimientos sino analizar todo el sistema: métodos de enseñanza, currículos y, por supuesto, la preparación docente desde la normal.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en El Financiero. Foto: CNN

26 de noviembre de 2013

El primer año universitario entre jóvenes provenientes de sectores de pobreza: Presentación en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa

El pasado viernes 22 de noviembre en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa, se llevó a cabo la presentación del libro El primer año universitario entre jóvenes provenientes de sectores de pobreza: un asunto de equidad de las autoras Marisol Silva Laya y Adriana Rodríguez. Éste surgió de una investigación realizada en la Universidad Intercultural del Estado de México y la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl cuyo objetivo fue analizar los procesos más relevantes que caracterizan el primer año universitario de los jóvenes provenientes de estratos socioeconómicos pobres e identificar sus principales dificultades.

El libro fue comentado por Lorenza Villa Lever y Dinorah Miller Flores quienes subrayaron que en México, a diferencia de otros países, existe una falta de atención al tema e hicieron mención de la invaluable aportación de las autoras al reconocimiento del primer año universitario como un tramo crítico en la definición de trayectorias escolares exitosas o irregulares y en el abandono escolar. También, destacaron la revisión que las autoras hacen del concepto de equidad educativa desde una perspectiva de justicia social y su interés por posicionar al tema como una prioridad en las políticas y decisiones dirigidas a mejorar la educación superior en el país.
Durante el primer año universitario, señalan las autoras, los jóvenes enfrentan dificultades que responden a factores externos a la escuela –como la precariedad económica y limitado capital cultural-, pero también a variables propias del ambiente institucional que pueden modificarse para favorecer las trayectorias estudiantiles, por ejemplo, las prácticas educativas y la interacción con los profesores. En este sentido, es preciso que se reconozca la importancia de dicho periodo y se instrumenten dispositivos de apoyo a la integración académica y social, así como estrategias que transformen la experiencia en el aula para estimular un mayor compromiso del joven con sus estudios y favorecer así la permanencia y trayectoria exitosa, es decir, se requiere brindar una atención integral y una educación de buena calidad.

En opinión de las comentaristas, las reflexiones presentadas en el libro de Marisol Silva y Adriana Rodríguez, sin duda, servirán como un estimulante marco de referencia tanto para nutrir los debates en México sobre la importancia del primer año universitario como para el desarrollo de la investigación en ese campo.

* Originalmente presentado en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa. Guanajuato, Guanajuato (México). 22 de Noviembre de 2013. 

25 de noviembre de 2013

Mesa: Infancias vulnerables y acceso a la educación. Niños jornaleros, niños de la calle y trabajadores

Infancias vulnerables y acceso a la educación: niños jornaleros, niños de la calle y trabajadores, fue una de las Conversaciones educativas realizadas en el marco del Congreso Nacional de investigación Educativa en la ciudad de Guanajuato.
La conversación  entre las doctoras Elvia Taracena, Teresa Rojas, Silvia Van Dijk, el doctor Carlos Rafael Rodríguez Solera y los presentes, se centro en la importancia de  profundizar en los aspectos educativos que deben considerarse en la atención de tres grupos específicos de niñas y niños vulnerables: los que están en situación de calle, los trabajadores y los jornaleros migrantes, grupos  especialmente vulnerables en lo relativo a su atención educativa. Aunque aclararon éstos no son los únicos grupos de niños vulnerables.
El Dr. Carlos Rodríguez, hizo una primera aproximación al problema general de la Infancia vulnerable, destacó que se estima en más de tres millones la cantidad de niñas, niños y adolescentes que participan en diversas formas de trabajo infantil.
Expuso  que la existencia de grupos vulnerables, es una situación contradictoria tomando en cuenta que México, al igual que otros países de América Latina, cuentan con legislaciones sociales “de avanzada”, en las que se estipula, que todos los ciudadanos gozamos de diversos derechos económicos y sociales.
Pero aún más, en el caso específico de los y las niñas, existe un amplio marco jurídico nacional, así como la aprobación y ratificación de diversos tratados internacionales que consagran un conjunto de derechos de todos los niños, siendo uno de los más importantes el derecho a la educación
La privación de los derechos de los niños no se puede atribuir sólo a la falta de recursos o a la imposibilidad material de llevarlos a la práctica; en el fondo es el resultado de una cierta distribución del poder al interior de la sociedad, en la cual “las infancias vulnerables” están en la parte más baja de la pirámide social y no cuentan con poder alguno, por lo que su falta de derechos es  una consecuencia directa de la falta de voluntad política de los gobernantes.
Alertó sobre que un niño que no recibe un adecuado acceso a la educación, cuando sea adulto  puede ver mermada  su posibilidad de participación política  o su derecho a la libertad  de expresión. Ante lo que plantea que una de las contribuciones que pueden hacerse para  que se reviertan las precarias condiciones que enfrentan los niños y niñas que experimentan condiciones vulnerables, es que se promueva la exigibilidad  (o justiciabilidad) de dichos derechos.
Pero el reto, no está en promulgar nuevas leyes para evitar la exclusión del sistema educativo de niñas y niños en situación de calle o que participan en el trabajo infantil. El reto está en presionar al Estado a que cumpla con lo que las leyes actuales disponen y a que cree las condiciones necesarias  para garantizar los derechos económicos, sociales y culturales de todas las personas y, en particular, de las niñas y niños que viven en condiciones de exclusión.
En tanto que  la Dra. Teresa Rojas quien cuenta con amplia experiencia en el campo de la investigación con niños jornaleros, propone que es necesario reconocer la problemática educativa de este grupo en su integralidad, implicaciones sociales y políticas, así como la creación de políticas públicas integrales con programas intersectoriales preventivos y no sólo remediales.
Y la Dra. Van Dijk, abono a la conversación una importante reflexión sobre la necesidad de diferenciar  la explotación, del trabajo infantil el cual tendría que estar estrictamente regulado, no sólo para no satanizarlo sino además, para que no se confunda o convierta en explotación.

* Originalmente presentado en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa. Guanajuato, Guanajuato (México). 20 de Noviembre de 2013. 

23 de noviembre de 2013

Multiculturalismo y Educación (2002-2011)

Los coordinadores del  Estado del conocimiento: Multiculturalismo y Educación (2002-2011), María Bertely, Guadalupe Díaz, Gunther Dietz y Ulrike Keyser presentaron este documento en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa celebrado en Guanajuato.
Los tres objetivos que enmarcaron este importante trabajo fueron:
1. Analizar la evolución que ha experimentado el área y cada subárea, así como la capacidad disponible para realizar investigaciones.
2. Valorar las investigaciones realizadas.
3. Derivar algunas orientaciones prospectivas para desarrollar futuras investigaciones y políticas públicas relacionadas con los temas considerados.
Los autores ubicaron 884 referencias bibliográficas de la última década que incluyeran aportes derivados de las disciplinas como pedagogía, antropología, sociología, lingüística, historia, piscología, economía y prácticamente todas las ciencias sociales y humanidades. Producto de este esfuerzo, se pudo identificar un incremento de producción académica ante:
A) Oficialización de Educación Intercultural y Bilingüe (EIB) y creación de Coordinación General de Educación Intercultural y Bilingüe (CGEIB) e Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI).
B) Adopción del enfoque intercultural y bilingüe como elemento nominal central y transversal del SEN, más allá de la educación básica y el subsistema de educación indígena.
C) Emergencia de agencia social, multiactoral y distintas realidades étnico – políticas donde se muestran los límites del SEN.
El estado de conocimiento presentado concluye que el enfoque intercultural, en términos conceptuales, varía en función del contexto, los objetivos y las condiciones que intervienen en su aplicación práctica, aunque se sigue implementando de forma preferencial en contexto indígenas y rurales como producto y reflejo de la persistencia del indigenismo mexicano así como la emergencia de los movimientos indígenas latinoamericanos.
Los coordinadores de este esfuerzo recibieron los comentarios de María del Rocío de Aguinaga  y Sylvia Schmelkes. La primera mencionó que el documento presentaba una gama de posiciones contrapuestas y a veces contradictorias pero coexistentes en México tanto en procesos autonómicos como en los oficiales; asimismo, enfatizó la importancia de vincular el trabajo académico con la visibilización de metodologías decolonialistas emergentes, también capaces de proponer a las políticas públicas. Por su parte, Sylvia Schmelkes mencionó los destacados hallazgos que el estado de conocimiento presentado plantea además de advertir desde una posición constructiva, ciertos vacíos y peligros encontrados en  el texto.

* Originalmente presentado en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa. Guanajuato, Guanajuato (México). 21 de Noviembre de 2013.

21 de noviembre de 2013

México tiene más de tres millones de niños en situación vulnerable

En México, más de tres millones de menores viven en condiciones de vulnerabilidad por trabajar desde edades tempranas o laborar en el campo. Debido a la pobreza, origen étnico, salud, edad o género padecen exclusión social para satisfacer sus necesidades básicas, advirtieron académicos y expertos en el XII Congreso de Investigación Educativa.
Enfrentan marginación e indefensión para gozar de las libertades y derechos fundamentales de la infancia establecidos en la Constitución, leyes nacionales y tratados internacionales, como la posibilidad de ir a la escuela o acceder a una vida digna, coincidieron en el panel Infancias vulnerables y acceso a la educación: niños jornaleros, niños de la calle y trabajadores, del programa de conversaciones educativas.
En la sala A del Centro de Convenciones de Guanajuato, Elvia Taracena, académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, dijo que estos colectivos requieren programas y estrategias de reinserción social ajustados a sus recursos y condiciones de vida.
Ahí, Teresa Rojas, académica de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), refirió que en el país 500 mil niños menores de 14 años desempeñan labores agrícolas, de limpieza, recolección o transporte de productos. Del total, el sistema educativo sólo atiende a cinco de cada 100 menores. Sus derechos no son protegidos ni respetados, recalcó.
“Es urgente una política pública integral para garantizar su acceso a servicios básicos de alimentación, salud, educación y erradicación del trabajo infantil”, estableció la especialista.
Por su parte, Silvia van Dijk, profesora de la Universidad de Guanajuato (UGTO), consideró que la inclusión laboral de los menores debe ser regulada con rigor para no dar lugar a explotación infantil. Es necesario dejar de satanizar el trabajo de este sector y crear escuelas especiales para una población diversa, recomendó.
En tanto, Carlos Rodríguez, de la Universidad Iberoamericana (UIA), sostuvo que, ante el incumplimiento de la legislación en materia de trabajo infantil, se deben crear mecanismos jurídicos para garantizar el ejercicio de los derechos relacionados. “El reto es establecer condiciones mínimas de bienestar para estos grupos vulnerables”.
El desarrollo de competencias del siglo XXI en contextos de desigualdad y exclusión en América Latina plantea desafíos complejos para la educación. El papel de los profesores debe ser repensado y éste es uno de los mayores desafíos de la región, afirmó Denise Vaillant, del Observatorio Internacional de la Profesión Docente.
Al impartir la conferencia magistral Formación, regulaciones y desarrollo profesional docente en América Latina: tendencias y desafíos, aludió a la necesidad de una selección rigurosa de quienes ingresan a estudiar carreras magisteriales, de acreditar instituciones y programas de formación inicial, así como de diseñar programas sólidos de educación continua relacionados con el trabajo cotidiano en las escuelas.
La articulación entre formación, desempeño y evaluación es un tema relevante en esta región y una condición para diseñar políticas públicas en la materia, concluyó.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Zona Franca.

Tarjetas de auto-interaprendizaje (Chiapas, Michoacán, Oaxaca y Puebla)

En el marco de la presentación de libros en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa, Ulrike Keyser presentó las “Tarjetas de auto-interaprendizaje (Chiapas, Michoacán, Oaxaca y Puebla)”, las cuales representan la 2da versión de este material educativo que es fruto del trabajo de investigación de maestros que hablan de actividades de su propia cultura.
Las tarjetas lograron elaborarse a través de un proceso de investigación de los maestros que fue llevado a cabo sobre la base del método inductivo intercultural de Jorge Gasshé. El paso inicial para la elaboración de las tarjetas es realizar el calendario de una comunidad plasmando los eventos agrícolas y rituales que realiza a lo largo del año.
Cada tarjeta describe y propone actividades en relación de una actividad tal y como se vive en una comunidad concreta; sin embargo, puede ser trabajada con niños y niñas de otras escuelas y comunidades comparando lo descrito con lo que viven en la suya.
Sylvia Schmelkes comentó que “las tarjetas son el fruto de maestras y maestros empíricos que perteneciendo a la UNEM las prepararon e hicieron suya la metodología”. Para ella, tal esfuerzo, representa “la propuesta más acabada para el trabajo con niños y niñas sobre su propia cultura y en su propia lengua.” Añadió además, que el trabajo realizado a través del método inductivo intercultural está lleno de innovaciones y acompañado por un sustento teórico potente que logra introducirse en la escuela favoreciendo el trabajo de la lengua indígena, la propia cultura y el diálogo de saberes.
María de Lourdes Vargas destacó de manera especial el proceso que vivieron los distintos equipos para elaborar las tarjetas, el cual calificó como un proceso congruente, intercultural vivido con respeto y horizontalidad entre sus miembros. Para ella,  este trabajo concreta la vida cotidiana, recupera la vivencia e investigación que se gesta en su desarrollo. “Las tarjetas son fruto de la congruencia del equipo cuando se relaciona con cada comunidad” afirmó. Añadió también, que era importante reconocer que este proceso se da desde el pensamiento, desde la forma de pensar la educación con una visión descolonizadora, pero que al mismo tiempo logre integrarse al currículum nacional.
Por su parte, María Bertely, coordinadora del proyecto, cerró la presentación enfatizando tres puntos sustanciales  sobre el material educativo logrado:
“Este trabajo fue posible gracias al esfuerzo de indígenas y no indígenas juntos. Porque los no indígenas somos capaces de organizar, tenemos poder de formalización; y los indígenas tienen el poder de lo sustantivo. Los dos tenemos poderes distintos”.
El método tiene una motivación política, se ha convertido en la acción reivindicativa de la UNEM, y ellos son quienes lo cuidan y celan, pues consideramos que debe quedarse en control indígena para garantizar que permanezca.
El trabajo que se ha realizado en las comunidades con las investigaciones realizadas por los maestros y la elaboración de las tarjetas ha logrado curar las relaciones intergeneracionales, acercar, comprender y curar resentimientos e incomprensiones respectos a los saberes culturales.

* Originalmente presentado en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa. Guanajuato, Guanajuato (México). 20 de Noviembre de 2013.

20 de noviembre de 2013

Educación, desigualdad social y alternativas de inclusión

Por Osiris Martínez*

En la presentación del Estado del conocimiento "Educación, desigualdad social y alternativas de inclusión", la coordinadora del documento final destaca que para la elaboración de dicho informe fue necesario reconocer que hay formas, métodos y espacios educativos que parten desde abajo, que tienen como origen el reconocimiento de que México es un país desigual, además de que fue necesario reconocer que la colectividad es un núcleo educativo  que es necesario mirar, analizar y comprometerse a impulsar.
Además, la misma autora hace énfasis en la necesidad de mirar estas experiencias educativas como fuentes de esperanza y como ejemplos reales de la lucha contra la desigualdad. 
Este documento está compuesto por los siguientes subtemas: 1) El derecho a la educación; 2) La familia; 3) Las organizaciones sociales y la educación; 4) Educación de personas jóvenes y adultas; y 5) La educación y el mundo del empleo.
La elaboración de cada uno de estos subtemas estuvo a cargo de diferentes investigadores de diversas instituciones, los cuales, en esta ocasión, hicieron una presentación mínima de cada una de las partes que componen este "Estado del arte".
Por ejemplo, el capítulo referente al "Derecho a la educación" destaca la innovación de esta temática, la cual se ha incorporado a la luz de las diferentes discusiones del campo normativo sobre la educación como una exigencia social que más allá de la cobertura trasciende hasta ámbitos de calidad y equidad.
En el tema de "Familias y educación" la autora Osiris Martínez del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Investigación de la Universidad Iberoamericana, destaca que, si bien es cierto, es  la tercera vez que se incluye en los estados de conocimiento está temática, lo nuevo es que en esta edición se reconoce la diversidad y complejidad alrededor del concepto de familia y se exploran otras definiciones más allá de aquella normativa de "Familias biparentales" e incluso se extiende hasta la definición de "familias y comunidad".
Además, en este mismo campo temático, se hace énfasis en el reconocimiento de las familias como parte del proceso educativo que establecen relaciones diferentes con la escuela e incluso son capaces de generar procesos de participación social y educación cívica y en este sentido, la misma autora, menciona que en este capítulo justo se problemática sobre los límites de la participación y se abre un debate sobre el impacto de la misma en el "hecho educativo".
Toda esta información, proviene de la investigación documental sobre el tema en fuentes como internet y diversos archivos bibliográficos. 
En el subtema "Organizaciones sociales y educación" se destaca la importancia de la colectividad como un espacio educativo en el que la construcción del "nosotros “como sujeto de la educación aporta nuevas metodologías y formas diversas de educar. Las organizaciones como agentes educativos, son también, cuerpos colectivos de resistencia que caminan desde abajo ofreciendo alternativas a las diferentes problemáticas. En este capítulo se hace in llamado a que los políticos y en general los tomadores de decisiones en educación reconozcan a las organizaciones como aliados para avanzar en la mejora de la educación y no como enemigos a los que hay  que criminalizar. 
En su capítulo sobre "Jóvenes y educación para adultos" se habla de la necesidad de  generar nuevas estrategias para sustituir a aquellas que no han resultado y fortalecer aquellas si han dado frutos para atender a esos  32 millones de mexicanos que aún están en estado de rezago.
Por último, en el subtema de "Educación y el mundo del empleo" hablo de la necesidad de generar estrategias de impulso al empleo y destacó la importancia de reconocer la precariedad de los empleos en los que ingresan los jóvenes.
En conclusión, el "Estado del arte sobre Educación, desigualdad social y alternativas de inclusión" da cuenta de la situación de desigualdad en la que se encuentra México al mismo tiempo que abre un debate sobre las opciones para combatirla.

* Co-autora de la investigación. Originalmente presentado en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa. Guanajuato, Guanajuato (México). 20 de Noviembre de 2013.

Panorama de la inserción laboral de los universitarios en México

En el marco de las ponencias presentadas dentro de la temática de Inserción laboral y movilidad social en la globalización en el XII Congreso Nacional de Investigación Educativa, se presentó el trabajo titulado "
Panorama de la inserción laboral de los universitarios en México" de Berenice Alfaro, Pilar Padilla y Carlos R. Rodríguez Solera. Se trata de un estudio descriptivo, retrospectivo y transversal que analizó los microdatos del cuestionario ampliado del Censo 2010, para indagar si la educación superior contribuye a la movilidad social. Los autores muestran la existencia de una dificultad para que los egresados universitarios se incorporen a actividades productivas para las cuales fueron formados, situación que afecta más a los jóvenes y a las mujeres. Los resultados arrojados indican que casi una cuarta parte de los egresados universitarios se encuentran en situación de subutilización invisible (subempleados y sobrecalificados). Los hombres suelen insertarse en mayor proporción que las mujeres en condiciones de sobrecalificación; mientras que las mujeres se insertan más en condiciones de subempleo (actividades para las cuales era necesaria una carrera universitaria, pero trabajan menos de 8 horas a la semana).
El estudio concluye que la educación superior si está permitiendo que los jóvenes se inserten al mercado laboral, pero en trabajos precarios y en condiciones de sobrecalificación y subempleo.

Carlos Rafael Rodríguez Solera es Doctor en Ciencias Sociales, investigador y académico del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA). 

14 de noviembre de 2013

La “fábrica de genios” del maestro Sergio Juárez

Por Carlos Rafael Rodríguez Solera*


En un mundo repleto de malas noticias, de vez en cuando llega una buena, que nos permite mantener viva una luz de esperanza.
Matamoros es un lugar del que estamos acostumbrados a leer reportajes de muertos, balaceras y crímenes de todo tipo. Pero hace unos días vino de ahí una noticia sorprendente: en medio de la pobreza, una niña de 12 años obtuvo la calificación más alta en matemáticas en la prueba ENLACE.
Tal logro pudo haber pasado inadvertido, a no ser por el artículo de la influyente revista Wired, que puso a Paloma Loyola en su portada y la presentó como la Steve Jobs del futuro.
“Genios hay en todas partes” dijo Paoli Bolio en el programa Primer Plano, cuando se comentó el caso el 28 de octubre de este año, pero, como bien le respondió Lorenzo Meyer, lo sorprendente de esta historia no es sólo la indudable capacidad de Paloma, sino también el extraordinario trabajo de su maestro.
Además de la “niña Jobs”, otros nueve alumnos del mismo grupo atendido por el maestro Sergio Juárez, son parte del selecto grupo que obtuvo las calificaciones más altas en la mencionada prueba.
Pronto esta historia se olvidará y los medios pasarán a ocuparse de otra "curiosidad" que llame la atención del público. Sin embargo, antes que eso ocurra, es importante rescatar algunas reflexiones generales sobre lo que podemos aprender de esa experiencia. 
Algo está haciendo el profesor Juárez para producir “genios” a voluntad y eso que hace debería ser de interés para autoridades e investigadores que nos dedicamos a buscar cómo mejorar la calidad y la equidad educativa, no porque se busque crear “genios”, como se calificó en la prensa el caso de alumnos con rendimientos sobresalientes, si no porque su práctica puede mostrarnos alternativas para mejorar la educación de todos los niños.
El salto a la fama de Paloma Loyola ha hecho que muchos medios de comunicación se interesaran en averiguar cómo hizo el maestro Juárez para que sus alumnos obtuvieran tan extraordinarios resultados.
Como se desprende de esa amplia cobertura periodística, el maestro Sergio Juárez se dio cuenta que había que hacer algo diferente a lo que prescriben los planes y programas de la SEP. 
El maestro Juárez buscó métodos de enseñanza innovadores que pudiera aplicar a sus alumnos. Leyó sobre lo que se hacía en otros países como Finlandia o Japón y trató de adaptar a su práctica lo que aprendía de esas experiencias.
Fue así como conoció los planteamientos del profesor hindú Sugata Mitra, quien propuso un método de enseñanza que estimula la participación activa de los estudiantes en su proceso formativo.
Mitra desarrolló este enfoque a partir de una primera experiencia de lo que hoy se conoce como el “experimento del agujero en la pared”.
En 1999, Mitra trabajaba en una compañía de Nueva Delhi que capacitaba a desarrolladores de software. Su oficina estaba al lado de un barrio pobre. Un día, decidió poner una computadora haciendo un hoyo en una pared que separaba al edificio de la barriada. 
Tenía curiosidad por ver lo que harían los niños con el aparato, si no se les daba ninguna instrucción. Para su sorpresa, los niños rápidamente descubrieron la forma de utilizar la máquina.
Esta experiencia llevó a Mitra a crear el sistema “Ambiente de Aprendizaje Auto-organizado”, conocido como SOLE, por sus siglas en inglés. Un procedimiento que rompe con el papel tradicional del maestro como poseedor del conocimiento.
En el método de Mitra, el maestro lanza una pregunta que genere interés y estimule la creatividad. Los niños trabajan en grupos pequeños y, con ayuda de Internet, buscan información para responder las interrogantes. Luego, los alumnos comparten sus historias de cómo descubrieron las respuestas. 
Aunque Mitra sostiene que el desarrollo de la informática ha permitido un estilo de aprendizaje que no era posible antes, su método demuestra algo que los educadores han intuido desde siempre: dejar que los niños persigan sus propias inquietudes, agudiza su deseo de aprender.
Es posible que habrá investigaciones y tesis de posgrado que van a tratar de explicar cómo ha hecho el maestro Sergio Juárez, para que estudiantes en las peores condiciones de pobreza tengan un logro académico mucho más alto que los alumnos de las más exclusivas escuelas particulares.
Aunque todavía no tengamos los resultados de una investigación de ese tipo, hay varias cosas que saltan a la vista. 
Una es que el profesor Juárez logró que sus alumnos alcanzaran esos niveles de aprendizaje sin contar con un peso más que otros maestros que trabajan en condiciones similares, por lo que su éxito no es atribuible a que le destinaran una gran cantidad de recursos.
Otra es que los estudiantes del maestro Juárez y él mismo, como lo relatan las crónicas periodísticas, provienen de un lugar caracterizado por la pobreza extrema, por lo que, en este caso, el contexto socioeconómico no fue un factor determinante para impedir que los alumnos aprendan.
Por último y quizá lo más importante, el maestro Juárez y sus estudiantes no tuvieron laboratorios de cómputo u otros recursos sofisticados, lo que no impidió que adoptara enfoques que han demostrado ser exitosos en otros contextos. 
Con su “fábrica de genios” el maestro Sergio Juárez demostró que no se trata de copiar paso a paso un método de enseñanza, como quien sigue una receta, sino que, lo más importante, es adoptar una concepción distinta de la educación, en este caso una que promueve, estimula y respeta la creatividad de los alumnos.

Carlos Rafael Rodríguez Solera es Doctor en Ciencias Sociales, investigador y académico del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA). Originalmente publicado en Campus Milenio.

17 de octubre de 2013

Debate informado. "Reforma educativa: ¿qué estamos transformando?"

Debate informado. "Reforma educativa: ¿qué estamos transformando?". Mesa 4: Evaluación y política educativa. Intervención de Pedro Flores Crespo*.

* Pedro Flores Crespo es Doctor en Política por la Universidad de York, investigador y académico del  Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA): pedro.flores@uia.mx. Síguelo en Twitter: @flores_crespo. Originalmente publicado en Flacso México.

3 de octubre de 2013

“A la reforma educativa le hace falta diálogo”. Entrevista a Marisol Silva

Captura de pantalla 2013-10-01 a las 14.39.52
az: ¿Por qué las reformas a los sistemas educativos, sin importar el grado de desarrollo de un país, son estratégicas para todo gobierno?
Marisol Silva (MS): Son estratégicas por la importancia que se le da a la educación en el desarrollo social que pueden tener los habitantes de un país. Muchos gobiernos se han dedicado a mejorar las condiciones del sistema educativo y sus resultados, de manera que puedan tener una población mejor formada que pueda impactar no solamente en una mejor productividad, sino también en su comportamiento.
Captura de pantalla 2013-10-01 a las 14.36.42az: En relación a la reforma que acaba de promulgarse, ¿cómo la evaluaría? ¿Podría decirse que es la fórmula para revertir la crisis de la calidad de la educación pública por la que atraviesa el país?
MS: Definitivamente no es la fórmula para revertir los problemas de calidad de la educación. Coincido con otros colegas, no es propiamente una reforma educativa. Es una reforma a ciertas condiciones de operación de un sector del sistema operativo y que puede tener claroscuros. Podrían derivarse algunos efectos positivos, sin embargo, no creo que esta reforma —de la manera que está planteada— pueda impactar en el conjunto de lo que significa el sistema educativo porque la calidad de la educación es un fenómeno complejo que no descansa solamente en los maestros, son múltiples los factores que intervienen para llegar a una mejor calidad. Esta reforma, de la manera como quedó planteada, no abarca al sistema educativo en su totalidad.
az: ¿Podría decirse, como se ha mencionado en algunos medios, que es parcialmente laboral?
MS: Sí, es parcialmente laboral. Después el presidente anunció —y tendríamos que esperar— una serie de acciones posteriores a la reforma que son necesarias. Estas acciones tienen que ver con el diagnóstico de las escuelas normales. Creo que uno de los aspectos que debe atenderse es el mejoramiento y la profesionalización de la formación de los maestros. Si no educamos mejor a los maestros, si no los dotamos de mayores capacidades e impulsamos en ellos una identidad profesional, universitaria, si no mejoramos su imagen no vamos a optimizar ni el proceso ni los resultados de este sistema educativo. El anuncio se da después de las críticas que ha recibido la reforma y eso me parece sensato, pero lo ideal hubiera sido que la reforma resultara integral desde un principio.
az: Desde esa perspectiva, ¿estimaría que en esta iniciativa faltó comunicación efectiva para integrar la voz de los docentes?
MS: Creo que hizo falta mayor diálogo entre docentes y especialistas que hemos trabajado el tema de la educación. Una consulta más amplia y un diálogo fructífero. El hecho de carecer de este tipo de mecanismos para llegar a las propuestas es lo que ha detonado la situación en la que nos encontramos.
az: ¿Considera que la responsabilidad de la mala calidad de la educación ha recaído únicamente sobre los docentes?
MS: No puede negarse la función que tienen los maestros en los procesos de enseñanza y aprendizaje, y con el sostenimiento del sistema educativo en lo general. Definitivamente no es el único actor; culpar a los maestros es un error y puede costar mucho trabajo recuperar esa imagen que necesitamos que tengan los docentes, como gente fundamental en la atención de nuestros hijos. La satanización no dejará nada bueno. La sociedad se encuentra muy polarizada. Los ciudadanos del Distrito Federal reaccionan de forma cada vez más agresiva, con menosprecio hacia los maestros. El peligro de esta reforma es la fragmentación y nadie gana con esa situación.
az: ¿Sería necesario revalorar el papel que desempeñan los docentes en el proceso educativo?
MS: Creo que sí. Vale la pena identificar dónde están las dificultades. La evaluación es útil. Me parece que la evaluación formativa en los términos en que recientemente se ha pronunciado el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) es necesaria. De hecho, se está hablando de hacer una primera evaluación para saber en qué condiciones nos encontramos y, a partir de ello, derivar acciones. Esto me parece muy útil, el problema es que se ató la evaluación con las condiciones laborales. La evaluación es una herramienta muy útil, pero no la única. Tiene que ir aparejada con la formación y el refuerzo de las condiciones profesionales.
az: Una de las principales quejas de los docentes es que muchos de ellos trabajan en condiciones difíciles.
MS: Hay escuelas que trabajan en condiciones paupérrimas. También es importante tener en cuenta el contexto en el que se desenvuelven las escuelas, la situación y el tipo de niños que asisten a esos planteles y cuyo aprendizaje muchas veces no depende del maestro sino que requiere soluciones integrales.
az: ¿Qué le hace falta entonces a esta reforma?
MS: Le hace falta un diálogo fructífero y sincero. En este momento está muy crispada y tensa la situación. Será difícil establecer condiciones de diálogo, pero hay que buscar esos espacios. Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han radicalizado su postura, mientras que las autoridades sacaron la reforma con una gran premura. El INEE no participó en las discusiones —desde el punto de vista técnico— de lo que sería deseable que se estableciera en el país. A la reforma le hace falta diálogo y tendríamos que buscar en este momento quiénes podrían ser interlocutores, intermediarios en él porque todavía hay muchas cosas por decidir. Tienen que definirse cuáles son las condiciones mínimas del ejercicio de la docencia y quiénes van a participar. No puede ser una decisión vertical. Tendrían que opinar determinados actores con calidad moral, técnica y autorizada sobre estos temas.
az: Con la evaluación de los profesores, ¿verdaderamente se elevará la calidad de la educación pública?
MS: Evaluar a los profesores y muchas otras cosas. Se tienen que evaluar las políticas, los procesos administrativos y la infraestructura. Calificar a los maestros puede mejorar la calidad, pero también tienen que evaluarse los programas, los métodos memorísticos y tradicionales; deberíamos transitar a formas distintas en situaciones de aprendizaje, nuevas reformas didácticas. Evaluar lo que estamos haciendo ayuda, pero no creo que centrándonos en un único actor obtendríamos los resultados que estamos esperando. El elemento pedagógico ha quedado totalmente ausente en la reforma.
az: ¿Se requiere un debate público nacional?
MS: Estoy convencida de que se tienen que generar esos espacios no sólo en la capital de la República sino también en los estados donde se escuchen estas voces y puedan construirse estos acercamientos. Recuperar las buenas prácticas que hay en el país, la voz de los especialistas que han estado trabajando durante mucho tiempo con los temas de enseñanza y aprendizaje para generar una verdadera reforma integral.
az: ¿Cómo evaluaría entonces las políticas públicas educativas en los últimos 20 años?
MS: Yo creo que se han intentado maquillar elementos y fragmentos del sistema educativo y no se ha puesto el acento en una atención integral. Y un factor clave es la formación de los propios maestros y su profesionalización. Ha habido mucha simulación; por ejemplo, la Carrera Magisterial (CM) ha sido ampliamente criticada por los ejercicios de simulación que provocaron, sin una mejora real del aprendizaje, del desarrollo de los niños, de los maestros, de las escuelas.
Al día de hoy, después de dos décadas, seguimos arrastrando problemas muy serios. Por ejemplo, el de la desigualdad en las oportunidades que tienen los niños de asistir a la escuela. Es cierto que en educación básica primaria se tiene casi 99% en cobertura, sin embargo los niños no aprenden y no desarrollan procesos que les permitan fortalecer sus habilidades cognitivas. ¿Dónde están las mayores dificultades? En las escuelas y entre los niños que pertenecen a las familias más pobres del país. Este es un saldo que seguimos acumulando y al día de hoy no se ha resuelto. Si no hemos mejorado durante dos décadas es porque las políticas no han sido integrales. También se requieren políticas intersecretariales para atender las dificultades derivadas de los problemas sociales.
Hay que evaluar los procesos por los que se definen las políticas, conocer la información que se considera para tomar las decisiones. Analizar si la toma de decisiones está sustentada en información fidedigna, por ejemplo, en los procesos de investigación que hay en el país. Al momento de decidir e implementar las políticas está el problema más grave.

* Originalmente publicado en AZ Revista de Educación y CulturaMarisol Silva Laya es doctora en Educación por la Universidad Iberoamericana (Ciudad de México), académica, investigadora, y actualmente Directora del INIDE de la Ibero. Email: marisol.silva@uia.mx

Evento: Hacia una Metodología para el Desarrollo de las Habilidades de la Biliteracidad y el Diálogo Intercultural en las Escuelas Públicas de la Región Amuzga

El Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación le invita a la presentación del Proyecto Doble Inmersión, 50-50, Guerrero: “Hacia una Metodología para el Desarrollo de las Habilidades de la Biliteracidad y el Diálogo Intercultural en las Escuelas Públicas de la Región Amuzga”.

Jueves 17 de  octubre de  las 15:00 a las 18:00 hrs. Auditorio Xavier Scheifler de la Universidad Iberoamericana. Edificio S, segundo nivel.


Registro: angeles.nunez@ibero.mx

2 de octubre de 2013

Presentación del Diplomado "Escuela y Comunidad" con maestros de Chiapas, Guerrero y Yucatán.

El Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) invita a la presentación del Diplomado "Escuela y Comunidad" con maestros de Chiapas, Guerrero y Yucatán. 

Con la Participación de Luis Enrique López, Gunther Dietz, María Bertely, Luz María Chapela y los protagonistas de la experiencia.

Miércoles 16 de Octubre. 10:00-18:00 hrs.

Auditorio Xavier Scheifler. Edificio S. 2º Nivel. Universidad Iberoamericana - Ciudad de México.

Contacto: sanchezgonzaleznatalia@gmail.com

26 de septiembre de 2013

Reformas constitucionales en materia educativa: un ejemplo clásico de ingobernabilidad reeditada

Por Carlos Muñoz Izquierdo*

Las reformas y adiciones al Artículo Tercero Constitucional que fueron promulgadas por el titular del poder ejecutivo el 26 de febrero del año en curso, así como las tres leyes secundarias que las reglamentaron —y acaban de entrar en vigor—, parecían constituir un hito en la historia de la educación que se imparte en nuestro país. Ellas coincidían, prácticamente al pie de la letra, con las principales recomendaciones que insistentemente habían hecho los investigadores de la educación a las autoridades educativas del país, con el propósito de rescatar al sistema educativo nacional del abismo en el que el mismo se encuentra.
En efecto, ellas eran necesarias para que el Estado recuperara la rectoría del sistema educativo nacional que desde hace varias décadas —pero con mayor intensidad a partir de la primera de este siglo— el mismo Estado había entregado, de facto, al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) .
Por tanto, teóricamente se podía esperar que el nuevo texto del Artículo Tercero abriera el paso a la implementación de una verdadera reforma educativa; ya que seguía —y sigue— siendo necesario realizar la reforma de índole pedagógica que silenciosamente están reclamando los millones de niños y jóvenes que están recibiendo una educación de insuficiente calidad.
Sin embargo, como lo haremos notar en estas líneas, había muchos motivos para cuestionar el proceso mediante el cual se incubaron las reformas mencionadas. Con esta finalidad, recordaremos el poder que tuvo el SNTE para impedir la implementación de algunas medidas que el gobierno del entonces presidente Calderón intentó poner en vigor con la intención de mejorar la calidad dela educación obligatoria que imparte el Estado.
Nos referiremos, concretamente, a la oposición de ese sindicato a la implementación de los aspectos de la “Alianza para la Calidad de la Educación” que se referían a la profesionalización del magisterio —Por otro lado, recordaremos la oposición del mismo sindicato a la implementación de la evaluación universal de los maestros que se intentó llevar a cabo— también con el consentimiento “formal” de la cúpula sindical—en las postrimerías del sexenio anterior.

Resistencia a la asignación de plazas magisteriales mediante concursos de oposición
Como se recordará, en una solemne ceremonia que tuvo lugar en el Palacio Nacional el 15 de mayo de 2008, la entonces “presidenta vitalicia” del SNTE subscribió, con el titular del poder ejecutivo en turno, una serie de compromisos que formaron parte de la llamada “ Alianza por la Calidad de la Educación” Uno de los más novedosos (y potencialmente trascendentes) se refirió a la decisión de asignar las plazas magisteriales mediante la participación en concursos de oposición convocados con ese propósito.
Un año después de dicha ceremonia, la Secretaría de Educación Pública informó que sólo en 12 de las 32 entidades federativas había sido posible concluir el proceso de asignación de plazas mediante el procedimiento acordado. Entre las 20 restantes se encontraban Michoacán y Oaxaca, cuyas secciones sindicales se negaron totalmente a participar en el proceso mencionado… (¿Le parece novedoso al lector, a la luz de estos datos, el comportamiento reciente de las secciones sindicales mencionadas?)

Resistencia a la evaluación universal de los docentes en servicio
El 31 de mayo de 2011 la SEP y el SNTE suscribieron un “Acuerdo para la Evaluación Universal de Docentes y Directivos en Servicio de Educación Básica”. Los aspectos más significativos del mismo consistieron en que esa evaluación fuera obligatoria para los docentes frente a grupo, los que estaban en funciones de Apoyo Técnico Pedagógico, y los directivos inscritos en Carrera Magisterial. A pesar de lo anterior, el 20 de abril del año siguiente (2012), los líderes seccionales del SNTE resolvieron unilateralmente rechazar la aplicación de dicha evaluación.
Después de varios escarceos entre la SEP y el Sindicato, el 2 de mayo se llevó a cabo una reunión, en la cual la dirigencia sindical, logró que los titulares de la SEP y de la Secretaría de Gobernación postergaran la aplicación de la evaluación mencionada hasta después de las elecciones federales del 6 de julio.
Empero, la respuesta que dieron los maestros a la convocatoria que —después del lapso acordado—hizo la SEP para el cumplimiento de ese acuerdo, fue decepcionante. La distribución de los participantes entre las diferentes entidades federativas fue desigual.
Además, 98,853 (37.4%) de los 264,379 docentes y directivos evaluados, obtuvo resultados de los que se desprende que esos sujetos fueron insuficientes, por lo que necesitaban “un trayecto formativo urgente”.
Así pues, para los maestros y directivos que no estaban inscritos en el Programa de Carrera Magisterial, la evaluación —que había sido pactada con carácter universal y obligatorio— terminó siendo parcial y voluntaria; lo que refleja nítidamente el poder que tuvo el SNTE para impedir que se cumpliera el Acuerdo que, con el consentimiento de la presidenta de ese gremio, había sido publicado en el mes de mayo del año anterior.

¿Cuál es el significado de los acontecimientos descritos?
Es evidente que existe una clarísima simetría entre la naturaleza de los acontecimientos descritos y los de aquellos (que en una forma más violenta) se han registrado recientemente, para manifestar la oposición de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a las reformas constitucionales y legales que fueron promulgadas por el presidente Peña Nieto.
Ello significa que el sistema educativo es semejante a una empresa de gran envergadura, cuyos trabajadores se rebelan contra las disposiciones de los directivos de mayor rango, aduciendo que esas disposiciones no fueron previamente consultadas con ellos. Es obvio que una organización que no puede asegurar la colaboración de sus trabajadores sólo puede dirigirse a la bancarrota; ya que está inmersa en un innegable proceso de ingobernabilidad.
Lo mismo ocurre en el sistema educativo; situación que ha sido generada por la forma en la que fueron diseñadas y promulgadas las reformas constitucionales y legales a las que insistentemente nos hemos referido en esta colaboración. Habría que tomar en cuenta, para evitar los efectos de esta situación, las características que debe reunir lo que se conoce como “nueva gobernabilidad”. En síntesis, ella es el resultado de un razonable equilibrio entre el ejercicio del poder de las autoridades legítimamente constituidas y el derecho que asiste a los destinatarios de las disposiciones a manifestar, a través de medios legítimos, sus inquietudes acerca de los efectos que pueden desprenderse de las disposiciones mencionadas. 

Carlos Muñoz Izquierdo es Licenciado en Economía por el ITAM y doctor honoris causa por  la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Es investigador emérito y fundador del INIDE de la UIA. Originalmente publicado en Campus Milenio.

19 de septiembre de 2013

Justicia social, elección escolar e impuestos

Por Pedro Flores Crespo*

Cuando pensábamos que la promulgación de las leyes secundarias iba a disminuir el áspero debate sobre la educación de México, se pusieron en la mesa otros dos temas sumamente interesantes para el desarrollo educativo del país. Primero, el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Fernando Belaunzarán preguntó por Twitter por qué ciertos políticos de “izquierda” mandaban a sus hijos a escuelas particulares. El reproche del diputado Belaunzarán parece ser a algunos políticos y académicos que se oponen duramente a la reforma de la educación pública, pero que por su alto nivel económico y estilo de vida, optan por no consumirla.
¿Cuántos políticos, secretarios de educación, intelectuales, legisladores, académicos e investigadores “defendemos” la educación pública siendo clientes de la escuela privada? ¿No será que el compromiso con la justicia social queda en entredicho cuando hacemos elecciones que implican el ensanchamiento de la brecha entre pobres y ricos? Esta pregunta puede incomodar y dejarnos confundidos y perplejos; por ello, hace diez años, el profesor Adam Swift de la Universidad de Oxford escribió un libro cuyo título es ejemplo de lucidez: How not to be a hypocrite. School choice for the morally perplexed parent (Cómo no ser hipócrita. Elección escolar para el padre moralmente perplejo) (Routledge, Londres-Nueva York).
Swift trata con su libro de reconciliar ciertos principios políticos (e.g. igualdad) con una natural preocupación por la vida y trayectoria de nuestros hijos. Si algo le responderían los políticos y académicos increpados al diputado Belaunzarán sería: “Mandamos a nuestros hijos a las mejores opciones académicas pues queremos que destaquen” (¿a costa de los demás?, preguntaría yo). 
Vale la pena aclarar que el libro de Swift está escrito para el contexto británico en donde el mérito ha sido un valor central en las políticas orientadas a alcanzar mejores niveles de progreso individual y social. En Gran Bretaña hay elitismo pero éste puede o no estar ligado con la riqueza familiar. La forma en cómo se estructura la sociedad y el nivel académico de las escuelas públicas en Inglaterra es muy distinto a lo que tenemos en México, pero no por ello tenemos que sacarle la vuelta y dejar de cuestionarnos a qué nivel somos hipócritas por elegir opciones escolares de paga cuando mucho nos gusta hablar de equidad, igualdad y justicia social en el campo educativo
El libro de Swift no sólo incluye estimulantes discusiones sobre aspectos teóricos como la igualdad de oportunidades, exámenes sesgados, estándares educativos, derechos, obligaciones, competencia y la educación como un bien posicional o intrínseco; sino que construye 20 justificaciones que agrupa en cuatro grandes categorías: (1) parcialidad legítima y elección escolar, (2) qué tan bueno es lo bueno, (3) ¿no tiene importancia la elección individual? y (4) asuntos del hogar. Por si esto fuera poco, al final del libro se presentan dos cuestionarios para el padre de familia. Uno sobre escuelas particulares y otro sobre escuelas “selectivas”. Ojalá los padres-legisladores, investigadores-activistas, intelectuales “comprometidos” y adalides de lo público pudieran leer el libro de Swift, responder a esas preguntas y fijar una posición a la luz del contexto mexicano. El tema entre elección escolar y justicia social no es trivial y, hasta donde se sabe, poco se ha estudiado en México.
El segundo tema que adquirió notoriedad y que generó polémica fue la propuesta del gobierno de Enrique Peña Nieto de aplicar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las colegiaturas. Como era lógico, los representantes de las escuelas particulares ya se rebelaron en contra de esta medida. Rápidamente, hicieron cálculos y expresaron que de aprobarse  habría una “migración” de cerca de 400 mil jóvenes de educación media superior y superior a las instituciones públicas y que éstas, según ellos, no tendrían la capacidad de recibirlos (La Jornada, nota de Ariane Díaz, 11/09/13). Ante el riesgo de perder mercado, era esperable una reacción así. Lo que sorprendió fue que algunos representantes de la izquierda y del PRD balbucearan al respecto. ¿Apoya si o no el PRD la propuesta del gobierno priísta de aplicar el IVA a colegiaturas? Pareciera que sus medios periodísticos y comentaristas afines ven en esta propuesta como una grave afectación a los pobres mientras que Acción Nacional dice defender a la “clase media”. Se avizora entonces otra cuarteadura al Pacto por México.
Dentro de este mar de confusión, el senador Miguel Barbosa del PRD argumentó que “no solamente la gente que tiene recursos paga colegiatura”. Sin ofrecer mayor evidencia, dijo que hoy “muchísima gente” con pocos recursos, manda a sus hijos a escuelas privadas. No soy sé mucho de asuntos fiscales, pero si esto es verdad, ¿por qué entonces el PRD no sugiere una tasa diferenciada de IVA en colegiaturas? ¿Es esto factible? Si en verdad a la izquierda le importa la gente más desfavorecida, ¿por qué no propone regular, por ejemplo, el mercado informal de la educación (MIE)? El MIE está constituido de servicios de tutoría y asesoría privada que ofrece cursos y regularizaciones para que el estudiante salga “bien” en las pruebas de ingreso al bachillerato y a la universidad. Este tipo de servicios afecta la equidad, pues la familia que tiene más dinero para contratar este tipo de servicios aumenta las probabilidades de lograr un lugar en la prepa o en la universidad ¡pública! ¿De qué lado está el partido de la llamada “izquierda” mexicana?
Alcanzar la justicia social por medio de la educación ha sido una bandera histórica de ese lado del espectro político; pero sus representantes en el poder legislativo parecen no querer entrar a discusiones intelectuales y filosóficas. Cuando dicen que desean debatir, llaman solamente a los “académicos” que les dirán lo que quieren escuchar, son parciales y selectivos y así la justicia social nunca podrá ser realizable.
Uno de los libros más destacado sobre esta relación es el de Harry Brighhouse, School Choice and Social Justice; 2000, Oxford: Oxford University Press.


* Pedro Flores Crespo es Doctor en Política por la Universidad de York, investigador y académico del  Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA): pedro.flores@uia.mx. Síguelo en Twitter: @flores_crespo. Originalmente publicado en Campus Milenio.

12 de septiembre de 2013

Cambio educativo sin sangre, sudor y lágrimas: el caso Maravillas

Por Pedro Flores Crespo*

En el debate sobre cambio educativo siempre están presentes por lo menos dos rutas de acción. Por una parte, tratar de generar grandes cambios estructurales a partir de “reformas” o “revoluciones educativas” y por otra, identificar prácticas escolares y pedagógicas en contextos locales para después analizarlos y tratar de replicarlos en otras escuelas o ambientes específicos. 

Digamos que estas dos rutas pueden considerarse estrategias de nivel “macro” y “micro”, respectivamente. ¿Y cuál ha dado mejor resultado en la educación mexicana? ¿Las reformas actuales que propone Enrique Peña Nieto es una inteligente conjunción de ambas estrategias? Por lo que se sabe públicamente, el gobierno priísta le apuesta primordialmente a la primera ruta: la macro.
En virtud de los complejos problemas educativos, sería ideal que los actuales funcionarios y planificadores de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se dieran tiempo de conocer y reflexionar sobre las múltiples experiencias acerca del cambio educativo a nivel micro que han probado ser exitosas. En este sentido, sugiero ver el documental Maravillas: otra educación es posible del director José Leandro Córdova (http:// documentalmaravillas.com/).
Probablemente realizado con menos dinero que otros documentales sobre la educación de México, el video Maravillas es igualmente atractivo e interesante, pues nos muestra la vida escolar en la telesecundaria Pedro Vélez del pueblo Presa de Maravillas del municipio de Villanueva en el estado de Zacatecas. El video, a mi juicio, representa una innovación en el componente de la comunicación de las políticas educativas ya que da cuenta de los avances del Programa sobre Mejoramiento del Logro Escolar (PEMLE) en secundaria, el cual se echó a andar en la administración pasada (2006-2012) bajo la dirección de un profesional equipo de la Subsecretaría de Educación Básica (SEB) y con el respaldo intelectual del inquieto doctor Gabriel Cámara.
El PEMLE era una estrategia de intervención escolar focalizada en 9,072 escuelas secundarias que obtenían los puntajes más bajos de logro escolar en la prueba Enlace (Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares). Se proponía desarrollar comunidades de aprendizaje a través de la creación de una red de tutorías.
Filmado en uno de esos tantos pueblos de México en donde la desolación reina, el documental Maravillas presenta los testimonios de maestros, estudiantes, directivos, funcionarios, ex alumnos y especialistas sobre el funcionamiento de la tutoría y de las comunidades de aprendizaje en donde “todos tienen la capacidad de enseñar y de aprender” (Cámara).
Después de encontrarse en el sotano en términos de logro escolar, los jóvenes estudiantes de la secundaria Pedro Vélez, fueron no sólo mejorando notablemente su desempeño académico, sino también —por lo que se logra advertir en el video—, sus “capacidades humanas” (Sen, Nussbaum). “Aquí aprendes mucho a no tener vergüenza a preguntar, a demostrar lo que sabes”, corrobora Marí Cruz Ramírez, joven alumna de la secundaria Pedro Vélez que aspira a estudiar medicina para poder ayudar a su gente.
Basada en una relación de apoyo mutuo y confianza, la tutoría impulsada por el programa de comunidades de aprendizaje parece corroborar —una vez más— que a pesar de que algunas personas enfrentan serias e injustificables dificultades económicas y sociales, siempre está presente la posibilidad de lograr aprendizajes significativos y esto propicia una ampliación de libertades, como lo ilustra el profesor Gabriel de León, director de la telesecundiara, quien al referirse al programa de tutorías dijo: “Cuando vi que esto era de libertad, de que el alumno estudiaba lo que él quería aprender, y cuando dos seres o dos personas en libertad se unen para hacer una cosa, esto sale, si no a la perfeccción [sí] a lo máximo”.
El documental en ocasiones conmueve y hace reflexionar sobre diversos puntos. Primero, es alentador que se centre en presentar las habilidades que los estudiantes han desarrollado tanto de manera explícita como implícita. Si Usted ve el video, note la fluidez, estructura y claridad con que cada uno de los entrevistados de la telesecundaria se expresan. Aunque se quisiera “balconear” a alguien, dudo mucho que el conductor televisivo lo logre.
Por otro lado, los impulsores del proyecto de “comunidades de aprendizaje” parten de cuestiones pedagógicas y filosóficas básicas, las cuales han estado presentes históricamente en el debate educativo pero que por extrañas razones, no se consideran en los procesos de reforma, que como hemos visto recientemente, a veces cuestan sangre, sudor y lágrimas. Por último, surge una pregunta práctica: Ahora que el secretario de Educación Pública sugirió que ya no habrá Enlace, ¿cuál será el referente para identificar y atender a las escuelas más desfavorecidas del país? En el documental es evidente la utilidad de esta base informativa —pese a sus limitaciones —para no sólo hacer que los jóvenes estudiantes logren mayores puntajes en la prueba, sino también para poder ser sujetos de un programa orientado a ampliar sus oportunidades de vida.


* Pedro Flores Crespo es Doctor en Política por la Universidad de York, investigador y académico del  Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (UIA): pedro.flores@uia.mx. Síguelo en Twitter: @flores_crespo. Originalmente publicado en Campus Milenio.