Mostrando las entradas con la etiqueta Competencias. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Competencias. Mostrar todas las entradas

22 de noviembre de 2013

¿Cómo fortalecer el vínculo universidad-empresa?

Arturo Cherbowski Lask, Director General de Universia México y Director Ejecutivo de Santander Universidades participó del Encuentro "Universidad y sociedad: Repensando compromisos" de la UCSJ, donde expresó, entre otras cosas, que es indispensable generar prácticas sanas y benéficas para la vinculación universidad-empresa.
En el marco del Encuentro “Universidad y sociedad: Repensando compromisos”, organizado por la Universidad del Claustro de Sor Juana, Arturo Cherbowski Lask, Director General de Universia México y Director Ejecutivo de Santander Universidades participó en la mesa “Universidad, empresa y sociedad”.
Cherbowski afirmó que “llevamos más de 20 años hablando de cómo optimizar en el país la vinculación entre la universidad y la empresa en mejores términos, cómo generamos mejores prácticas de vinculación, qué hacemos dado que la vinculación tiende a ser escasa. Quizá lo que tenemos que hacer es empezar a cambiar los términos de lo que significa la vinculación”.
En este contexto el pasado mes de agosto, Universia, en conjunto con el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana, presentó el Informe de Competencias Profesionalesen Preuniversitarios y Universitarios de Iberoamérica, donde por un lado se encuestaron estudiantes, profesores y rectores, y por el otro se encuestó a empresarios para conocer, entre otras cosas, la perspectiva que tenían sobre las competencias con las que graduaban las universidades a los alumnos. El Director General de Universia México, recordó que en los resultados de este informe “en México el 94% de los rectores encuestados, y fue una encuesta amplia y representativa, dijeron que estaban muy satisfechos o satisfechos con las competencias con las que estaban graduando a sus alumnos, mientras que apenas el 52% de los empresarios coincidieron con ello”.
Arturo Cherbowski señaló que el objetivo de enmarcar una discrepancia entre el sector académico y empresarial, como la que arroja este estudio, es evidenciar que “hay un campo de diálogo absolutamente fértil y que se debería llevar a cabo entre los empresarios y los rectores de este país, porque, en muchos casos, se está encuadrando la visión de competencias en los jóvenes, de maneras muy distintas”.
Considerando el carácter indispensable de la vinculación universidad-empresa para el desarrollo del país, Cherbowski afirma que “cualquier relación entre una universidad y una empresa, tiene que estar basada en un respeto absoluto e irrestricto a las diferencias que hacen que ambas sean tipos distintos de organizaciones, con diferentes funciones sociales, pero no solo eso, sino que por su naturaleza, tienen estructuras y procesos internos distintos que afectan su forma de decidir”.
Durante los dos días de trabajo del Encuentro “Universidad y sociedad: Repensando compromisos”, se discutieron temas enfocados a la educación y políticas públicas, a la internacionalización y Cooperación en la educación superior, el futuro de la universidad, evaluación y calidad, entre otros, en voz de destacadas personalidades del ámbito académico como la anfitriona Carmen B. López- Portillo, Rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana, José Narro Robles, Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Fernández Fasssnacht, Secretario General Ejecutivo de la ANUIES, Ricardo Raphael, del Centro de Investigación y Docencia Económica, por mencionar a algunos.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Universia.

30 de agosto de 2013

Presentan en la Ibero Informe de competencias profesionales en preuniversitarios y universitarios de Iberoamérica

• El estudio revela que 70% de los egresados en México tienen dificultades para integrarse al mercado laboral.
• El documento fue realizado por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Ibero, la Fundación Universia y la Fundación Telefónica.

La Universidad Iberoamericana fue sede de la presentación del Informe de competencias profesionales en preuniversitarios y universitarios de Iberoamérica, documento que analiza la relación entre la formación de competencias profesionales que ofrecen las instituciones educativas de nivel superior y medio superior, y las necesidades de los sectores productivos y sociales.
Realizado por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Ibero, la Fundación Universia y la Fundación Telefónica, el estudio exploratorio y descriptivo refleja la percepción que tienen en México, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España y Perú, rectores, desarrolladores de planes de estudio, empleadores, profesores, alumnos y egresados.
La investigación académica dirigida por la doctora Marisol Silva Laya, directora del INIDE, revela que para 70 por ciento de los egresados en México es difícil integrarse al mercado laboral en nuestro país (vale mencionar que en la Ibero, al concluir sus estudios de licenciatura, 75% de los alumnos ya trabajan en su campo, mientras que el resto encuentra empleo en los siguientes cinco meses),algo que depende en gran medida de factores económicos y no sólo del ámbito educativo. Así, 51 por ciento de los egresados de México tienen empleo de tiempo completo, 17 por ciento de tiempo parcial y 19 por ciento no trabaja, de acuerdo con la gráfica de condición de actividad económica actual del informe.
Entre las tres competencias que los egresados valoran más para conseguir un empleo se encuentran: toma de decisiones, aplicación de conocimientos y capacidad para planificar el tiempo. En tanto que los empleadores consideran que las competencias más desarrolladas por aquellos son: aprendizaje permanente, trabajo en equipo y habilidades en el uso de tecnologías de información y comunicación (TIC).
La mayoría de quienes se han incorporado al mercado laboral opinan que su trabajo coincide en alguna medida con sus estudios universitarios, lo que manifiesta que la educación superior contribuye al desempeño de las personas en el mercado de trabajo; empero, entre 10 y 25 por ciento declara baja o nula coincidencia entre sus actividades laborales y formación universitaria.
Del lado de los empleadores, aunque hay disparidad de opiniones al analizar la satisfacción por sector de actividad económica, sólo 51 por ciento están satisfechos con la formación de los egresados, 13 por ciento insatisfechos y 37 por ciento se declara ni satisfechos ni insatisfechos.
En el plano académico, las tres competencias más deficientes en preuniversitarios, según los profesores de las universidades, son: capacidad para planificar el tiempo, aprendizaje de un segundo idioma (aunque curiosamente los estudiantes mexicanos tienen a la comunicación en un segundo idioma como la competencia más valorada para conseguir empleo), y capacidad de abstracción, análisis y síntesis.
Las más desarrolladas son: conocimiento teórico, uso de las TIC y habilidades interpersonales, consideraron los maestros. Trabajo en equipo, toma de decisiones y trabajo autónomo, de acuerdo con los alumnos.
Ante eso, el informe sugiere que resulta importante mejorar la comunicación entre los responsables del diseño de los planes de estudio y las autoridades educativas y los encargados del reclutamiento de personal en las empresas para, en conjunto, definir perfiles de egreso acordes a las necesidades del sector productivo.
Los distintos actores participantes en la investigación señalan a la universidad como el principal formador de competencias profesionales, pero reconocen la importancia de la educación previa en el desarrollo de algunas de ellas.
De acuerdo con lo anterior, la universidad debiera centrarse en la formación de competencias enfocadas a los conocimientos teóricos sobre las áreas de estudio, la capacidad de abstracción y análisis, y la búsqueda y proceso de información; mientras que la educación previa debería privilegiar el conocimiento sobre las áreas de estudio, comunicación oral y escrita, y el aprendizaje de un segundo idioma.
El documento evidencia la urgencia de que los sistemas educativos y productivos trabajen en conjunto diseñando una educación de mayor calidad, que garantice un amplio dominio de competencias, y el acceso de los jóvenes a un trabajo decente; todo ello favorecerá su mejor desempeño en la sociedad.
A la presentación del Informe de competencias profesionales en preuniversitarios y universitarios de Iberoamérica acudieron los doctores: José Morales Orozco, Rector de la Universidad Iberoamericana; Arturo Cherbowski, director general de Universia; Alejandro Mendoza Álvarez, director de la División de Humanidades y Comunicación de la Ibero; Marisol Silva Laya, directora del Inide de la Ibero, y Lourdes Chehaibar Nader, directora del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM.


Fuente: Sala de Prensa/Ibero

28 de agosto de 2013

Fortalece la UIA modelo educativo

A un año de la firma de la alianza entre el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Universidad Iberoamericana (UIA) y la Fundación MetLife, la implementación del proyecto Escuela y Comunidad; diplomado en Metodología de Educación por Proyectos para docentes de primarias y secundarias de comunidades indígenas fortaleció las habilidades pedagógicas de más de 300 docentes de primaras y secundarias de Guerrero, Yucatán y Chiapas.

El esquema impulsado por ambas instituciones está centrado en colaborar con las escuelas de municipios marginados con población predominantemente indígena para promover el fortalecimiento del vínculo escuela-comunidad y construir un modelo educativo adecuado para los habitantes.

IMPULSO PEDAGÓGICO
Según un comunicado, el cambio de las prácticas docentes fueron posibles, debido a que durante el último ciclo escolar 2012-2013, la Fundación MetLife donó 600 mil pesos para la operación del proyecto, los cuales contribuyeron a la realización de 12 sesiones presenciales en siete sedes distribuidas en distintas primarias y secundarias rurales.
La Ibero se encargó de medir el impacto del esquema a través del Inide con el apoyo de la fundación de la aseguradora.
Los investigadores universitarios realizaron 447 visitas de seguimiento en las escuelas, reuniones de trabajo, capacitación de los equipos y coordinaciones estatales, y el desarrollo de la investigación que permitió la evaluación de los cambios en las habilidades pedagógicas de los profesores de las comunidades.
La directora Operativa de Fundación MetLife México compartió su beneplácito por participar en este tipo de labores a favor de los maestros mexicanos, “pues son para nosotros un replicador natural y clave para contribuir a mejorar la calidad educativa del país”.
Detalló que los objetivos principales del proyecto incluyen el fortalecimiento de las capacidades de los docentes al proporcionar herramientas pedagógicas para la formación en valores; la participación infantil y juvenil en proyectos comunitarios; el rescate y revalorización de saberes tanto ambientales como culturales; y el fortalecimiento de la identidad y el sentido de pertenencia.
La Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la Ibero, Marisol Silva, precisó que “el convenio con la Fundación Metlife para impulsar el diplomado Escuela y Comunidad permite al Inide desarrollar uno de sus principales objetivos, promover la articulación de la investigación con la intervención mediante el diseño y puesta a prueba de modelos y prácticas educativas dirigidas a atender problemas prioritarios del sistema educativo mexicano”.

® Derechos Reservados. Originalmente publicado en Capital de México

22 de mayo de 2013

¿Qué agente social forma profesionalmente a los jóvenes iberoamericanos?


Para conocer cuál es el agente social que forma en competencias profesionales a los jóvenes iberoamericanos, Fundación Universia y Fundación Telefónica presentan el Informe de Competencias Profesionales en Preuniversitarios y Universitarios de Iberoamérica, realizado en conjunto por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México (UIA) y el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE), bajo la coordinación de la Dra. Marisol Silva Laya.
En el trabajo se analiza el grado de articulación existente en­tre la formación de competencias profesionales que ofrecen las instituciones educativas en los niveles de educación secundaria alta y supe­rior –o preuniversitaria y universitaria– y las ne­cesidades de calificación de los sectores pro­ductivos y sociales, informa Universia a través de un comunicado.

Grado satisfacción entre los jóvenes iberoamericanos

El tema es relevante para analizar la contribución de las instituciones educativas al desarrollo de competencias profesionales y para identificar el tipo de formación efectiva que debieran otorgar en el contexto socioeconómico y cultural actual. Se estudian los casos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España, México y Perú.
Entre los principales resultados prevale­ce un amplio grado de satisfacción con la formación que ofrece la secundaria (68% y 62% respectivamente). Sin embargo, esta visión es compartida sólo por una minoría de los profesores universita­rios (14%). Se entiende, entonces, que es necesaria una mayor articulación entre la secundaria y la universidad.
Vale destacar que los egresados de todos los países analizados están satisfechos con la formación recibida (68%). No obstante, el 37% de los empleadores no tiene una postura clara al respecto. Por ende, resulta estratégico mejorar la comunicación entre los responsables del diseño de los planes de estudio, las autoridades educativas y los encargados del reclutamiento de personal en las empresas para, en conjunto, definir perfiles de egreso acordes a las necesidades del sector productivo.
En cuanto a la incorporación de los egresados al mercado de trabajo, la mayoría de los egresados declaró ha­ber tenido dificultades para conseguir un em­pleo; sin embargo, la mitad de ellos declaró es­tar empleado, teniendo para el 33% una alta coincidencia con sus estudios universitarios
Principales resultados
En lo que respecta a competencias profesionales para la empleabilidad, egresados y empleadores coinciden en que las más impor­tantes son habilidades interpersonales y trabajo en equipo. Aunque, para los empleadores tam­bién es fundamental la habilidad de adaptación a nuevas situaciones. Los profesores, por su parte, dan prioridad a competencias como el aprendizaje permanen­te, la identificación y resolución de problemas y la toma de decisiones.
Entre otro de los puntos trabajados, se obtuvo que los diversos actores perciben que los egresa­dos han alcanzado un nivel de desarrollo en sus competencias profesionales entre regular y suficiente. Una fortaleza importante es de tipo instrumen­tal: el uso de TIC´s, la cual resulta significativa en la sociedad del conocimiento, aunque no se percibe como prioritaria en el mundo laboral. Pero este estudio detecta una preocupante debilidad de la formación universitaria en torno a compe­tencias cognitivas y lingüísticas: comunicación oral y escrita, abstracción, análisis y síntesis y los conocimientos teóricos.

Consideraciones finales

Por un lado, el análisis de las funciones de la educación se­cundaria revela la importancia que tiene este nivel para la formación en ámbitos fundamen­tales que alimentan el desarrollo de competen­cias profesionales.
Por su parte, los distintos actores reconocen a la Universi­dad como el principal formador de competen­cias profesionales pero reconocen la importan­cia de la educación previa en el desarrollo de algunas de ellas. Así, la universidad debiera centrarse en la formación de competencias cognitivas e ins­trumentales, mientras que la educación pre­via debería privilegiar las cognitivas y lingüísti­cas.
En síntesis, es apremiante que los sistemas educativos y productivos converjan en programas integrales para impulsar una educación de mayor calidad, que garantice un amplio dominio de competencias y el acceso de los jóvenes a un trabajo digno. Todo ello favorecerá a su mejor desempeño en la sociedad.

® Derechos Reservados. Fuente: Globalasia

5 de febrero de 2013

"Transmitir conocimientos ya no tiene sentido": Especialistas

Por Hector Rojas*
En la era digital, transmitir conocimientos ya no tiene sentido, aseguró la investigadora de la Universidad Iberoamericana (UIA), Sylvia Schmelkes, de manera que la labor del maestro ahora se hace más compleja, pues su tarea tiene que ver con una selección fina de contenidos así como con entusiasmar a sus alumnos con el aprendizaje a lo largo de la vida.
El conocimiento, al estar almacenado en la Internet y tener acceso a él en cualquier parte, hace que se democratice el saber; por ello, en los docentes está la oportunidad de transformar un entorno adverso, al guiar a los alumnos como promotores del cambio, agregó Schmelkes en la mesa de análisis y cierre del Encuentro Internacional de Educación.
“El conocimiento es lo que nos permite conocer el mundo y al mismo tiempo construir nuevos saberes”, afirmó la académica de la UIA. Agregó que en esta era digital si bien el conocimiento se construye con mayor celeridad, también caduca más rápido.
Por lo anterior, constituye un reto ético el diseño de un currículo, por ejemplo, los saberes con respecto al ADN, tardaron 20 años en incluirse en la educación básica de México.
En este contexto, los valores de convivencia deben ser fundamentales para incluir la justicia y la equidad como fundamento del sistema educativo, así como la reflexión individual y colectiva entre los alumnos, compartió Schmelkes.
En su oportunidad, la investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Claudia Santizo, acotó que los maestros desempeñan tres funciones básicas en el sistema educativo:
1) Su participación en el consejo técnico, donde los educadores de nuestro país se reúnen una vez al mes para resolver problemas de la escuela.
2) Su rol de maestro frente a grupo.
3) Su colaboración con los padres de familia, el cual debe ser más activo al contemplar que la escolaridad de los padres influye en la potencialidad de aprendizaje de los alumnos.
En las escuelas particulares, por ejemplo, la escolaridad promedio de los padres de familia es de nueve años, en contraste la escolaridad de las escuelas rurales, que es de cuatro años de escolaridad, señaló Santizo.
La académica resaltó la diferencia en la inversión por alumno; en las escuelas particulares, por ejemplo se invierten 5 mil dólares por año, mientras en las escuelas públicas de México, la inversión es poco mayor a mil dólares por año, en contraste con las escuelas estadounidenses que invierten 10 mil dólares por alumno al año.
En esta mesa de análisis, el escritor Pablo Boullosa consideró que el dinero implicado en la educación, a veces constituye parte del problema, en lugar de ser parte de las soluciones a los retos educativos.
En su intervención, Boullosa, destacó tres dimensiones fundamentales del ser docente: La primera, la espiritual, por lo que comparó a los docentes con los sacerdotes, pues los procesos educativos emanan de una búsqueda de la verdad para que el hombre acceda a la eternidad.
En este sentido, a pesar de la laicidad en la educación, consideró a los maestros como “profesionales de la esperanza”, pues su trabajo se basa en la fe a que la realidad pueda mejorar.
En una segunda dimensión, el director del proyecto sigoaprendiendo.org, planteó como sustancial la dimensión “emocional”, por lo cual comparó a los maestros con artistas, en especial, con los poetas, pues es el entusiasmo de los maestros lo que puede generar los enigmas de aprendizaje, y despertar en los alumnos el hambre por el conocimiento.
Además, los maestros como los poetas se asemejan en el sentido que su trabajo “es poco reconocido y esta mal pagado”, dijo en tono irónico Boullosa.
Finalmente, el conductor del programa “La Dichosa Palabra” destacó la dimensión científica, pues los maestros deberían implicarse en los procesos científicos que le atañen a los procesos cognitivos relacionados con el aprendizaje. Estas tres dimensiones no se contraponen, más bien, se soportan unas a las otras, concluyó Boullosa.
Los tres especialistas participaron en el segundo y último día de actividades del Encuentro Internacional de Educación organizado por Fundación Telefónica, Educación a Debate, la UNAM y Alianzas Educativas.

* Derechos Reservados. Originalmente publicado en Educación a Debate.
Sylvia Schmelkes del Valle es Socióloga y Maestra en Investigación Educativa (Universidad Iberoamericana - Ciudad de México) Actualmente es Directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la UIA.

7 de diciembre de 2012

Las Reformas que Necesita la Educación Mexicana: Propuestas en busca de consensos



"Las Reformas que Necesita la Educación Mexicana: Propuestas en busca de consensos", se elaboró a partir de análisis y reflexiones sobre el contexto actual en que se inserta nuestro país, y sobre la situación que guardan los asuntos concernientes a la educación. Pretende ser un planteamiento propositivo y sustentado, que propone los fines y los medios para alcanzarlos, en el corto y en el largo plazos. Coordinado por Reyes S. Támez Guerra y Felipe Martínez Rizo, participa en esta obra la Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, directora del INIDE de la UIA.


En caso de que no puedas visualizar correctamente el texto en tu pantalla, da clic enlace; si deseas descargarlo, accede al siguiente vínculo.